Página Entidad

Bloque Principal

icono
Ruta GR 115, Transerena, Cordel de la Senda del Rey

Municipios incluidos en la ruta: Capilla, Peñalsordo, Zarza-Capilla, Cabeza del Buey, Castuera, Campanario, Magacela y La Haba.

Tipo de sendero: Gran recorrido

Longitud aproximada: 95,55 Km.

Duración aproximada: al ser un recorrido tan largo, se divide el trazado en cuatro tramos diferentes, lo que permite establecer un comienzo y un final establecido para cada jornada.

Tramo 1: Capilla-Cabeza del Buey

Tramo 2: Cabeza del Buey-Castuera

Tramo 3: Castuera-Campanario

Tramo 4: Campanario-La Haba

Tipo: Lineal

Inicio y fin: comienza en Capilla y finaliza en La Haba

Dificultad: Moderada

Más información sobre la ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=77957

Descripción: esta ruta atraviesa de este a oeste los dominios de la comarca de La Serena. La ruta se divide en cuatro tramos:

Tramo I: Capilla-Cabeza del Buey

El primer tramo de nuestro GR comienza en la localidad de Capilla, una pequeña villa ubicada en la parte más oriental de la comarca, con uno de los castillos mejor conservados de la zona y uno de los más antiguos de la comarca. Los senderos de este tramo nos llevarán a la cercana localidad de Peñalsordo, cuya historia y museo (museo de La Octava del Corpus), nos mostrará la antigüedad e historia de estas gentes y sus pueblos.

El terreno abrupto de las sierras de Capilla, Torozo y la sierra de Las Cabras, serán los trazados más fatigosos de la Transerena (nombre con el que identificamos el GR 115), aunque sin duda alguna son los terrenos de mayor aportación de flora y fauna de este GR.  Entre las especies avícolas podremos observar grullas, buitres leonados, cernícalos y el aguilucho cenizo, entre otros.

Una vez lleguemos a la Sierra de Las Cabras, dirección Cabeza del Buey, será allí donde disfrutemos de las mejore vistas y paisajes del recorrido, ya que la altura y la vegetación se fusionan con el resto de la naturaleza para formar paisajes imposibles repletos de vida e historia.

Tramo II: Cabeza del Buey-Castuera

Este segundo tramo, se caracteriza principalmente, por los paisajes adehesados que podemos encontrar a lo largo del recorrido.

Estos parajes son lugares primordiales para la reunión de numerosos grupos de grullas, a las que podremos observar en las épocas migratorias de otoño-invierno. Otros puntos de interés de los que podremos disfrutar son las agradables vistas del castillo-fortaleza de la orden de los templarios de Almorchón y la ermita de Nuestra Señora del Belén (S. XIII), a las afueras de Cabeza del Buey.

Tras esta primera parte del recorrido, nos adentraremos por las zonas de dehesas donde podremos ver esos grupos de grullas, anteriormente mencionados, con una mayor probabilidad.

El último recorrido de este segundo tramo de la Transerena, trascurre por la sierra de Benquerencia de la Serena y Castuera. En este primer pueblo, podremos disfrutar de sus escarpadas sierras y una riqueza floral y faunística muy variada, siendo este un abrigo natural en el que podremos encontrar jabalíes, buitres y un sin fin de especies animales que conviven en las cercanías del castillo de Benquerencia de la Serena.

Tramo III: Castuera-Campanario

Comenzando desde las cercanías del Salón Ovino de Castuera, nos introduciremos en la antigua Senda del Rey. Sendero que durante La mesta tuvo un importantísimo papel en la trashumancia extremeña. Este camino nos adentra en bellos paisajes adehesados, en los que la época invernal hace de ellos un auténtico comedero centenario de grullas.

Estos parajes coinciden con la conocida finca de Badija, que nos conducirá hacia zonas de dehesas más desarboladas, aunque llenas de vida. Las retamas y pastizales dan cobijo a innumerables especies animales, como sisones, grullas, avefrías, conejos, liebres, y un sinfín de especies vegetales, que sin duda hacen de esta zona un bello lugar. Pasados estos singulares paisajes, llegaremos a la localidad de Campanario, donde pondremos punto y final a este tercer tramo de la Transerena.

Tramo IV: Campanario-La Haba

El último tramo del GR-115 parte de la localidad de Campanario, siguiendo el curso del arroyo del molar. Este pequeño afluente, encuentra aplacado su caudal por una de las presas más antiguas y de mayor historia de la zona, la conocida como Presa del Molar o Embalse del Paredón. Construido en piedra en época romana, reúne en sus aguas y dominio un altísimo tesoro compuesto por numerosas aves acuáticas, anfibios, reptiles y mamíferos, convirtiendo este pequeño embalse romano en un micro-hábitat natural.

Más adelante y, todavía dentro de la localidad de Campanario, llegaremos hasta el Yacimiento de La Mata, en el que podremos observar un edificio protohistórico del s. VI a. C.

Una vez retomemos nuestro destino, dirección a la Villa de Magacela, pasaremos por terrenos de antiguas minas durante un largo trayecto a ambos lados del camino.

Con la llegada al municipio de Magacela, la historia nos atraerá dentro y fuera de la localidad a conocer las raíces de la villa, desde tiempos inmemorables. El barrio Judío, el Castillo Medieval, las Pinturas Rupestres y el Dolmen (lugar donde descansaremos), harán de nuestra estancia en la localidad un lugar idílico de cultura e historia viva.

El último trayecto lo realizaremos por la carretera que une la villa de Magacela con la localidad de La Haba, donde a las puertas de su ayuntamiento pondremos punto y final al GR-115, punto y final a la Transerena.