Página Entidad

Bloque Principal

icono
Ferias y Fiestas
usted está en Castuera » Ferias y Fiestas

LA CANDELARIA


Es la fiesta más ancestral de Castuera, también llamada Día de las Candelas. Se celebra todos los años el día 2 de febrero, fiesta de la purificación de la Virgen.

Todo el pueblo la celebra reuniéndose con familiares y amigos en casas de campo. Años atrás se celebraba en La Sierra de las Pozatas, donde acudían los mozos con la bota de vino de Pitarra, y las mozas con el típico dulce de este día, la "regañá".
 

Al finalizar el día se hacían fogatas y hogueras en las calles donde se arrojaban los objetos que ya no servían.



CARNAVALES


Estas fiestas se celebran 3 días antes del "Miércoles de Ceniza", que han adquirido gran fuerza después del parón que tuvieron durante la Guerra Civil y años de Postguerra.

En Castuera comparsas, murgas, orquestas y bailes, chirigotas, pasacalles, hacen estos días al pueblo bullicioso y rebosante de alegría, con un humor sano.

Durante estas fechas se celebran concursos de chirigotas, de pasacalles y de mejores disfraces.

SAN ISIDRO


En sus comienzos era una feria, conocida como la Feria de Mayo, abarcando desde el 15 al 20 de mayo. Era una feria de rodeo de ganado lanar, mular y asnal, desapareciendo a lo largo de los años quedando tan sólo como fiesta la Romería de San Isidro a partir del 15 de mayo de 1.963, e inaugurándose su ermita en el año 1.965.

La Romería comienza con el desfile y concurso de carrozas y carros engalanados, así como de caballos que parten desde el Parque de Santa Ana a primera hora de la mañana y en encabezando la comitiva San Isidro, el Santo Patrón. El desfile termina al llegar a los terrenos donde está ubicada la ermita, a unos 3 Kms. del pueblo.

Es un día de fiesta campestre, donde todo el pueblo se coloca debajo de las mejores encinas que rodean a la ermita, pasando el día bajo su cobijo. En el recinto del santo, se organizan concursos de cucaña, orquestas y bailes. Se celebra misa a la cual acuden todos los romeros "a echar la limosna al santo" para que proteja la siega y las cosechas que ya están en sazón por estas fechas y pedirles un buen año de pastos para el ganado.

Por lo demás, se disfruta todo el día comiendo, bebiendo y bailando.

Desde hace ya unos años se ha consolidado la Velada de San Isidro, donde acuden los jóvenes a disfrutar de conciertos y bailes hasta bien entrada la madrugada.
 

VELADA DE SAN JUAN


Se celebra la noche del 23 de junio, en la Plaza de San Juan, viva estampa de castellana plazuela, recoleta. Es el rincón más íntimo y rememorado de la villa de D. Pedro de Valdivia, inmortal conquistador de Chile, luciendo en la fachada de la que era su casa, situada en esta misma plaza el escudo de la familia.

En ella y hacia el año 1.600 comenzaban las fiestas con el nombramiento del Abanderado, era una de las ceremonias más interesantes y vistosas llevadas a cabo el día del Santo en la Audiencia donde celebraba Cabildo la Orden de Alcántara, presidido por el prior de Magacela, presentes los caballeros hidalgos y el pueblo en general.

Se daba limosna a los pobres y se organizaban los festejos. El momento de izar la bandera era solemne no faltando nadie a la ceremonia. Los festejos solían durar dos días, y a veces tres, si el nombramiento recaía en algún miembro de la familia Valdivia, Calderón o Cáceres, los más notables de la villa.

Se bebía vino de pitarra, las frituras dulces y las tradicionales habas tostada. Se encendían grandes hoguera que ardían durante toda la noche ahuyentando así los malos espíritus que impedían sus querencias a los mozos y mozas del lugar.

Era considerada esta noche de los enamorados ya que todos tenían oportunidad de verse, hablar en incluso prometerse, no sin antes llegar el novio a la puerta de la moza, arrojar el garrote por el postigo de la puerta y preguntar: "Para en casa, ¿Pasa o no pasa?"; si la respuesta era afirmativa no se devolvía el garrote, y si era negativa el padre de la moza lo devolvía arrojándolo fuera respondiendo: "¡No pasa!".

Los mozos ofrecían a sus parejas las enramos que confeccionaba con flores y frutos y, porfiaban para ver cual era el mejor.

Si alguna moza no acudía a la velada, el mozo interesado pintaba el quicio de la puerta con grasa del carro, teniendo la moza que salir de madrugada a limpiar antes de que los vecinos y chiquillos diesen la noticia en el pueblo. Así año tras año, se fueron sucediendo las veladas, celebrándose también la de San Pedro y posteriormente la de Sta. María Magdalena.

A partir de 1.936 la velada empieza a decaer pero no desaparece porque todo el pueblo iba a "echar la limosna" al Santo y regresaban comiendo un pedazo de turrón de avellana duro.

Pero en 1.978 la Plaza de San Juan vuelve a reaparecer con gran esplendor de mano de la agrupación Folklórica Independiente Los Arrieros, que en su afán de rememorar nuestras tradiciones logran reunir por primera vez en muchos años a más de 3.000 personas, y a partir de aquí la fiesta ha ido en aumento año tras año.

 

VELADA DE SANTA ANA


Se celebran en el mes de julio la noche del 25, en el céntrico parque de Santa Ana, lugar donde se hacía en sus orígenes. En ella hay orquesta, puestos y atracciones para niños.

 

 

FERIA DE SEPTIEMBRE


Se celebraban a comienzos de Septiembre, coincidiendo con el Rodeo situado en la estación del ferrocarril. En la calle Santa Ana, se colocaban tenderetes de venta, como telas, mantas, cacharros, calzados, oro, juguetes. El centro en aquellos tiempos era el Paseo de Santa Ana con concierto musical, fuegos artificiales, verbenas, elección de reina de las fiestas, partidos de fútbol, fiestas en honor de los forasteros, gigantes y cabezudos.

Actualmente se celebra a principios de Septiembre, en el Recinto Ferial de Castuera, y coincidiendo en algunos días con la celebración del Salón Ovino de La Serena.

Algunas de las actividades que se llevan a cabo estos días son: Encierro de vaquillas, capeas y juegos populares, pruebas deportivas, verbenas, ginkanas, conciertos, corrida de toros. Además de todo esto están las atracciones típicas de todas las ferias.

Hace ya algunos años vienen funcionando durante el mediodía y la noche casetas de asociaciones, que están ayudando a consolidar estas fiestas. El Excmo. Ayuntamiento ofrece a todo el pueblo y a los visitantes en la Caseta Municipal, ubicada en el Recinto Ferial, calderetas, paellas y sardinada.

El último día para terminar las fiestas hay quema de una gran colección de fuegos artificiales.
 

 

FIESTAS PATRONALES EN HONOR DE NTRA. SRA. DEL BUENSUCESO


Dan comienzo estas fiestas en el mes de septiembre una vez pasado el Salón Ovino de La Serena y Ferias de este mes.

Comienzan el día 9 con un tríduo a la Santísima Virgen en su capilla, la Ermita de Ntra. Sra. Del Buen Suceso, una de las más bonitas que tiene esta población y que se encuentra en la remodelada calle Mártires, haciendo confluencia con la calle que lleva el nombre de nuestra patrona, Buensuceso. Esta capilla fue restaurada en el año 1.999, pudiéndose observar desde entonces sus arcos de cantería, los cuales fueron tapados y encalados, sus suelos han sido colocados en mármol blanco y sus zócalos en mármol rojo, sus cuatro altares también han sido restaurados. Hoy el pueblo de Castuera se enorgullece de tener a su patrona con gran esplendor en esta capilla, que puede ser visitada a cualquier hora del día.

El día 12, es el día de la fiesta de nuestra Patrona, comienza muy temprano con el rezo del Santo Rosario por las calles de nuestro pueblo y con la imagen de la virgen. A su llegada se celebra la Santa Misa con gran asistencia de fieles y ya durante todo el día se pueden hacer ofrendas florales a la Patrona, la cual se encuentra en el centro de esta capilla preparada y ataviada con su manto y sus mejoras joyas esperando hasta las 8 de la tarde, para salir en procesión, acompañada por multitud de personas vestidas con trajes regionales. El recorrido termina en la Plaza de España.

Hace entrada en la Parroquia de Santa María Magdalena, donde permanece hasta el domingo más próximo, este día al término de la misa de la tarde la Patrona de Castuera hace su recorrido por otros lugares de este pueblo hasta llegar a su capilla, acompañada por el rezo del Santo Rosario y de los cantos de sus devotos. A la llegada es recibida con vivas y el canto de la Salve, y por último con el himno de nuestra patrona.

La patrona queda instalada en su altar hasta el próximo año, desde donde la podemos venerar y estar con ella cada vez que pasemos por las puertas de su capilla.